Inicio
 
  Acerca de mí
     
   CV
     
  Taller
     
  Esculturas
  Expocisiones
     
     
  Contacto

 

 
Agneta Larsen   esculturas de cerámica
 

  In English     På svenska     

  
  
  

  Paso la mayor parte de mi tiempo en mi taller. La arcilla, como material y forma de expresión nunca ha dejado de fascinarme. A partir de bloques de arcilla puedes crear casi cualquier cosa.

 
Uso tres, o cuatro tipos diferentes de piedras arcillosas, es decir arcillas que toleran altas temperaturas. Todo se cuece dos veces. La primera vez, la loza de barro debe estar totalmente seca, para evitar que explote en el horno. En esta primera cocción la temperatura ronda los 1000ºC.
La segunda vez, se realiza el vidriado, cociendo entre 1280
1300ºC. Hago mis mezclas de vidriado a partir de mis propias recetas. Mi horno es de gas, lo cual ofrece la ventaja de poder cocer en una atmósfera reductora y oxidante al mismo tiempo. Los hornos eléctricos sólo cuecen en atmósferas de oxígeno. Tanto la arcilla, como el vidrio cambian de color y de matiz en una atmósfera reductora y eso es lo que más me gusta.

Sin embargo, mi interés no se centra en el vidrio. Las líneas, las estructuras y los matices que quedan en la arcilla parcialmente no vidriada son más importantes para mí. Captar expresiones y movimientos es lo esencial. Trabajo principalmente con relieves y esculturas y no trabajo mucho con el torno. A menudo pongo un trozo de arcilla sobre otro y lo doblo y tuerzo para conseguir líneas interesantes. Siempre me ilusiona abrir el horno después de haber vidriado, porque nunca se puede estar seguro del resultado. ¡Es un reto constante, del que nunca me canso!